La maldita

Tragedia

No hace mucho que era todavía La Garnacha querida e idolatrada por todo el mundo vinícola. Resistía enfermedades ante las que otros sucumbían y era la base del vino más popular y apreciado. La reina de las variedades.

Sus dificultades de cultivo y elaboración la llevaron a ceder ante el empuje del Tempranillo. Muchos de los viñedos, malditos, de Garnacha fueron arrancados perdiendo más del 50% de su superficie de cultivo en muy pocos años.

De su gloria surgió la tragedia. Hoy, después de muchos años apartada y escondida, regresa plena de sentido quizá para rendirle cuentas al pasado. Sigue siendo generosa... pero no olvida.

Aviso Legal