Patatas a la sal con queso y tomate

Patatas a la sal con queso y tomate

By | Recetario maldito

Las patatas a la sal con queso y tomate son un plato rico y sencillo de preparar. Con tres elementos principales, la sal, el tomate y el queso, bien condimentados, aportarás una nueva dimensión de sabores a tu plato.

Se trata de tres elementos esenciales en muchas gastronomías. Y cada uno de ellos aporta algo especial. Por un lado, la sal aporta ese punto salado además de ser un maravilloso potenciador de otros sabores. Y generador del apetito, algo fundamental en cualquier taberna.

Pero es que también aparece el punto de acidez del tomate, un ingrediente que también contiene algo de dulzor. Para completar una receta de lujo, nada mejor que lo que los antiguos griegos definían como «un regalo de los dioses«, el queso.

Ingredientes para un estupendo plato de patatas a la sal con queso y tomate

Estos es todo lo que necesitas para hacer un magnífico plato de patatas a la sal con queso y tomate que conquiste el paladar más exigente de tu casa:

  • 500 gr. tomates.
  • Diente de ajo.
  • 1 ramita de apio.
  • 100 gr. queso rallado.
  • 2 cebollas.
  • Aceite de oliva.
  • Sal y pimienta.
  • 500 gr patatas pequeñas.
  • 1 clara de huevo.
  • 2 Kg. de sal gorda.

Pasos para preparar un delicioso plato de patatas a la sal con queso y tomate

¿Quieres darle un sabor único y genuino a tu barra de pintxos? Sigue estos sencillos pasos y lograrás que tus clientes descubran un sabor inédito. Eso sí, no olvides cuidar las proporciones de cada productos para conseguir el resultado deseado:

  • Pela y pica los tomates, cebolletas y ajos.
  • Limpia el apio y retira los hilos. Corta en dados.
  • En una cazuela echa aceite y dora el ajo un minuto. Añade la cebolla picada y el apio. Rehoga todo durante 5 minutos a fuego medio.
  • Añade los tomates, la sal y la pimienta. Rehoga 15 minutos más a fuego bajo.
  • Añade el queso rallado y cocina 4 minutos más.

Llega el momento de precalentar el horno a 200º. Después, lava y seca bien las patatas. Y bate la clara en un bol echando toda la sal. Mezcla todo bien antes de echar en una fuente de horno una capa de la mezcla de sal y pon sobre ella las patatas. Cúbrelas con el resto de la sal y hornea a 200º unos 40 minutos.

Después, rompe la costra de sal y saca las patatas. Y pon las patatas en una fuente de servir acompañadas de la salsa de tomate y queso.

Unas pequeñas indicaciones que ayudarán al éxito definitivo de tu plato

Seguro que después de leer la receta y la manera de cocinar este plato estás impaciente por ponerte a cocinar ya. Pero recuerda que parte del éxito de este plato reside en los ingredientes y en los tiempos.

Por ejemplo, el empleo de la temperatura de calentado es fundamental. Es parte del secreto de este plato para un resultado excelente. Mantén los tiempos de calentado de la cebolla picada y apio durante  los cinco minutos a fuego medio. Y realiza lo mismo con el rehogado de los tomates, sal y pimienta calentando, esta vez a fuego medio durante 15 minutos.

Por último, en la fase definitiva, mantén el horneado en la temperatura y tiempos aconsejados. Tendrás como resultado el plato definitivo de patatas a la sal, queso, sal y tomate que derretirá cualquier paladar de tu mesa.

Si, además, lo mezclas con un vino rosado con aromas de frutos rojos como La Maldita Garnacha Rosada, este bocado de patatas a la sal con queso y tomate llevará camino de convertirse en el rey de tu barra.

Last modified: 1 noviembre, 2019

No hay comentarios. Sé el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Cerrar