lentejas guisadas

Lentejas guisadas, una delicia tradicional

By | Recetario maldito

¿A quién no le gustan unas deliciosas lentejas guisadas? «Lentejas comida de viejas, si quieres las comes si no, las dejas.»  Se trata de un dicho muy sonado que se les decía a los niños cuando en su casa se preparaban estas legumbres tan típicas en la gran mayoría de los hogares. Obras de madres con mucha experiencia en la cocina que todo lo que cocinan es una delicia a la altura de los chefs más reconocidos.

Por esto, puede parecer una receta complicada. Pero lo cierto es que no lo es. A pesar de que las lentejas guisadas necesitan bastante tiempo de cocción, no son nada difíciles de hacer. Por ello, cualquiera es capaz de hacer esta receta. Sólo tienes que acompañarte de una buena copa de vino La Maldita Garnacha en cualquiera de sus variedades y disfrutarás del tiempo dedicado.

Como vas a ver, no tiene ningún misterio. Podrás realizar un plato sencillo, sano y muy casero al nivel de nuestras madres y abuelas. Esta receta de lentejas guisadas para 4 personas es un plato muy saludable y está recomendado para cualquier persona sana.

Ingredientes de un plato de lentejas guisadas

Para realizar esta receta necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 400g de lentejas.
  • 1 cebolleta.
  • 2 zanahorias.
  • 2 patatas medianas.
  • Una cebolla.
  • Un diente de ajo picado.
  • Una cucharadita de pimentón o picante, al gusto de cada uno.
  • Sal.
  • Agua.
  • Aceite de oliva.

Pasos para la preparación de las lentejas guisadas

Lo primero es lo primero. ¿A que no es lo mismo cocinar con una copita de vino a tu lado? Y si es La Maldita Garnacha, mejor que mejor. Después, éstas son las instrucciones básicas para una receta de lentejas guisadas estilo casero:

  • En primer lugar, pon a cocer durante unos 45 minutos los siguientes ingredientes: Las lentejas, la cebolleta, las dos zanahorias peladas y troceadas y las dos patatas. Estas últimas también troceadas.
  • Mientras tanto, sofríe la cebolla y el ajo en una sartén con aceite.
  • Cuando la cebolla y el ajo estén bien doraditos retíralos del fuego y agrega un poco de pimentón y añádelo a las lentejas.
  • Deja que repose durante varios minutos.
  • ¡Listo! Ya puedes empezar a servir. No habrá nadie que sea capaz de dejar las lentejas en el plato. ¡No se podrán resistir!

Last modified: 15 mayo, 2018

No hay comentarios. Sé el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Cerrar