Huevos de codorniz y paté

Huevos de codorniz en su nido de paté

By | Recetario maldito

Ya lo dice Karlos Arguiñano, los huevos de codorniz y paté tienen muchas propiedades beneficiosas. De hecho, una buena receta incluso sería recomendable para los niños, ya que aportaría las proteínas necesarias para edades en crecimiento. Estas proteínas, además, se digieren fácilmente y son de mejor calidad. Es decir, los niños recibirían aquellas propiedades necesarias para su crecimiento de forma fácil y efectiva.

Aunque si quieres crear un plato de huevos de codorniz en su nido, te interesará conocer en qué más podrá ayudar a ti y a un niño este alimento:

  • Contiene todas las vitaminas, excepto la vitamina C.
  • Los huevos de codorniz, por supuesto, contienen hierro. Y en etapas de crecimiento de los niños, el hierro ayuda a formar la sangre.
  • De entre los minerales, los huevos de codorniz aportan yodo, vital para el desarrollo y crecimiento del niño.
  • Y finalmente, también son ricos en selenio. Se trata de un antioxidante muy potente que ralentiza el envejecimiento y hace que las defensas sean más fuertes para actuar cuando sea necesario.

Aunque quizás lo mejor de todo sea su sabor. Si hay algo claro es que un plato de huevos de codorniz en su nido de paté te convertirá en el anfitrión perfecto. ¿Estás preparado para conquistar paladares?

Ingredientes para los huevos de codorniz y paté

Para empezar a cocinar los huevos de codorniz en su nido de paté, solo necesitarás hacerte con los siguientes ingredientes:

  • Pan de molde.
  • Paté.
  • Huevos de codorniz.
  • Sal.
  • Lascas de trufa.

Pasos para preparar la deliciosa receta

La parte buena de cocinar unos huevos de codorniz y paté es que la receta es muy sencilla y no te llevará mucho tiempo. Estos son los pasos a dar:

  • Corta el pan de molde en círculos con un cortapastas.
  • Coge unos moldes de tartaletas y rellénalos con los círculos de pan de molde y hornea hasta que cojan color.
  • Fríe los huevos de codorniz y recorta la puntilla del tamaño de las tartaletas.
  • Pinta las tartaletas de pan de molde con el paté y pon encima un huevo de codorniz y unas lascas de trufa.

Un plato de huevos en su nido de paté solo puede mejorar con la bebida. ¿Qué tal si lo acompañas con el vino rosado de garnacha con aromas a frutas rojas de La Maldita Garnacha Rosado? Su frescura potenciará los sabores del paté y el huevo.

Last modified: 27 junio, 2019

No hay comentarios. Sé el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Cerrar