Carpaccio de solomillo con boletus y queso

Carpaccio de solomillo con boletus y queso

By | Recetario maldito

Los platos de carpaccio de solomillo cada vez tienen más presencia en las cartas de restaurantes y locales de moda. Sobre todo ahora que llega el buen tiempo, ya que su preparación convierte a este plato en una de las comidas más frescas y ligeras. Pero, ¿lo sabes todo sobre cómo preparar la carne?

La historia del carpaccio de solomillo viene de los años 30 del anterior siglo. De hecho, sus orígenes recaen en un restaurante de Venecia, el Giuseppe Cipriani, un lugar que tenía como comensales asiduos a Truman Capote, Ernest Hemingway o Amalia Nani Mocenigo.

Lo cierto es que ésta última sufría déficit de glóbulos rojos, por lo que su alimentación no era como la de los demás. Al explicarle su caso a Cipriani, surgió la receta. Empezó a experimentar con una pieza de solomillo de buey y la fileteó en láminas finas. De hecho, optó por macerarla con mostaza y acompañarla con virutas de queso parmesano.

Se puede decir que esa es la receta original. Pero ¿qué hay de sus variaciones?

Ingredientes para carpaccio de solomillo para 4 personas

¿Eres un amante del carpaccio? Hoy te traemos una propuesta de carpaccio de solomillo con boletos y queso. Esto es todo lo que necesitas para empezar con la elaboración.

  • 150 gr. de setas.
  • 400 gr. de solomillo de vaca.
  • 80 gr. de queso manchego.
  • Pimienta negra.
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
  • Sal maldon.
  • 1/2 limón.

Pasos para preparar el carpaccio de solomillo

Ahora que lo tienes todo, solo queda el cocinado y el empatado.

  • Limpia el solomillo y córtalo en dos piezas del mismo tamaño. Congélalo durante 1 hora.
  • Pasada la hora córtalo en lonchas. Lo ideal es que sean lo más finas posibles.
  • Extiende las lonchas de solomillo en una fuente en una sola capa.
  • Condimenta con zumo de 1/2 limón, pimienta negra recién molida y sal maldon al gusto.
  • Corta las setas en láminas muy finas y el queso en virutas.
  • Coloca las setas sobre la carne alternando setas y queso.
  • Termina con un hilo de aceite de oliva y unas láminas de sal.

Puedes darle un toque diferente si a las virutas de queso les echas una gota de vinagre de módena antes de ponerlas en el plato. Le dará un aroma nuevo.

Y ¿no crees que le falta algo más a esta tapa para que sea la más canalla de la barra? Maridarla con un vino tinto de tendencia como La Maldita Garnacha Tinta, será el punto sublime para el paladar de tus comensales.

Last modified: 29 mayo, 2019

No hay comentarios. Sé el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Cerrar